12 de mayo de 2009

Review: Dragon Ball Evolution


Así es, pese a prometer no ver este bodrio, el hecho de no poder dormir me obligó a realizar tamaño acto de irreligiosidad... sin saber que desembocaría en mi Peor Pesadilla


El Viernes pasado me acosté en mi cama con el estomago lleno, apunto de explotar, tras las fiestas de cumpleaños de Caracola Mágica los helados de invierno, los tigretón, la torta de panqueque de naranja y las salchichitas estaban haciendo efecto.

No pude pegar pestaña quizás hasta las 4 AM. En pleno conocimiento de mi situación hice lo que hago siempre en estos casos... acudir a mis "tortas" de dvd en busca de alguna cinta que no me haya dignado mirar. Esa noche (y mañana del otro día) ví "Push"-la cual ya comentaré- , "Crank:High Voltage", y...-un error imperdonable- cometí un desliz viendo "Dragon Ball Evolution". Ni el peor de los pronósticos se acercaría a lo que presencié aquella noche. Corrí a la iglesia a confesarme al otro día... estaba cerrada... eran como las 7 Am... desde allí que vivo en pecado.

Pero vamos por parte, he leído decenas (tal vez no tantas) reseñas de esta película donde destrozan la cinta, sus actores, su director, su trama, su sonido, sus subtitulos, sus créditos, etc. He visto ya demasiados garabatos e improperios lanzados con irascible actitud, he presenciado la pena y la lástima, y las peores de las rabias desatadas.

Los dardos rondan en torno, a que Gokú nunca fue al colegio, nunca quiso impresionar a una chica, nunca usó el KameHame Ha para prender antorchas, Piccolo jamás de los jamases fue como fue retratado, las esferas del dragón no se movían, etc. etc.--- La lista es larguísima!

AONDE LA VISTE!!

No obstante en esta ocasión me centraré en su calidad como película, ajeno al fenomeno de Dragon Ball del Manga y el Anime, analizarlo como si se tratase de una obra más del director James Wong (director de cintas algo más presentable que "Black Christmas"; "The One") y no como una representación de la más importante saga de manga de la historia.

Ni aún así... la historia es pésima, los diálogos apestan a pescado, las actuaciones son absolutamente horrendas (excepto el maestro Yun-Fat Chow, Maestro Roshi, seco a pesar de hacer el ridículo) y lo peor es el doblaje, debido a su comercialización en Oriente los dialogos se doblaron al asiático, y posteriormente al inglés... resultando la actuación aún más forzada. Ni hablar del Yamcha rubio, musculoso y con cara de chino mandarín, un asco!

Me da lata decirlo, pero esta cinta debería ser quemada en el infierno, sus cenizas lanzadas a lo profundo del océano y sus registros borrados de la historia del cine, una pena. Justin Chatwin y Emmy Rossum (Gokú y Bulma respectivamente) pueden quizás sepultar sus carreras, o al menos no aspirar a nada mejor, James Wong lo más seguro es que se hunda en lo que fue su escasa fama. Espero que nunca otra vez ose acercarse a una cinta clásica de animación japonesa, una vergüenza para su país.

Ni te atrevas a asomarte por mi casa!


¿Podemos esperar secuela? Quién sabe, la película fue un exito en el mercado asiatico, y no subestimen a los chinos... SON CALETA y están todos locos.



Calif: 1/10 EsferasdelDragónAwards.

Saludos.
Chamelo, con recurrentes pesadillas sobre Dragon Ball

1 comentario:

Terre dijo...

Sin nada mas que decir que..me cagaron la vida, me quiero puro matarmele, y acuchillarme...jajaja mentira.
Perrin estoy a pasos de cometer tal sacrilegio, ese pecado mortal. Tengo para bajarla pero aun no, me falta reunir "valor" para salir del closet y ver ese bodrio. Lo comprendo perrin

Welcome to Hearbreak

Welcome to Hearbreak
Pura locura de Mr. West